Delitos de Cuello Blanco

Los delitos de cuello blanco son aquellos delitos de naturaleza no violenta, cometidos por personas de negocios, empresarios y funcionarios del gobierno para su propio beneficio financiero. Estos delitos pueden ser procesados a nivel estatal o federal, e incluyen la extorsión, el soborno, la falsificación y el lavado de dinero por mencionar algunos ejemplos.

Si actualmente usted enfrenta cargos por delitos de cuello blanco, esto le podría acarrear graves consecuencias personales, legales y financieras, entre las que se destacan: la destrucción de su reputación personal o de su carrera profesional, así como condenas que impliquen la imposición de sanciones serias como multas y/o el cumplimiento de tiempo en prisión. Contratar un abogado defensor del Bufete de Defensa Criminal de San Diego, con amplio conocimiento y experiencia en el tema, le ayudará a mitigar estas consecuencias al crear la estrategia de defensa más sólida y adecuada para su caso en concreto.

¿Cuáles delitos son considerados delitos de cuello blanco en California?

En el Estado de California, los delitos de cuello blanco incluyen, mas no se limitan a:

  • Fraude
  • Fraude contra las aseguradoras
  • Fraude fiscal o evasión
  • Fraude de tarjeta de crédito
  • Lavado de dinero
  • Soborno o Cohecho
  • Extorsión
  • Falsificación
  • Malversación

Fraude

El delito de fraude es cometido cuando una persona teniendo conocimiento, tergiversa un hecho con la finalidad de obtener un beneficio por lo general financiero, para sí misma o para otra persona. El fraude podría ocurrir cuando se falsifica ya sea una declaración u objeto con la finalidad de obtener a cambio productos o servicios de valor.

Existen muchos tipos de fraude, sin embargo en California dentro de los más comunes se destacan: el fraude contra las aseguradoras, el fraude fiscal y el fraude de tarjeta de crédito.

Fraude contra las aseguradoras

El fraude contra las aseguradoras consiste en el acto de intentar cobrar fraudulentamente una póliza de seguro, ya sea la de un vehículo, hogar, de vida, entre otras.

Se trata de un delito de cuello blanco comúnmente perpetrado por profesionales de negocios, abogados, doctores, quiroprácticos y todos aquellos que realizan reclamaciones que persiguen la compensación de daños y perjuicios cuando en realidad éstos no ocurrieron.  En estos casos, el objetivo del fiscal es probar que usted, como titular de la póliza, tuvo la intención de cometer fraude contra la compañía de seguros, para obtener una ganancia que no le correspondía o a la cual no tenía derecho.

Así también, el fiscal podría demostrar que aunque usted tenía derecho a reclamar los beneficios, exageró en los valores presentados en su reclamación con la finalidad de obtener un mayor provecho, lo cual constituye también fraude.

Fraude fiscal o evasión

Este tipo de fraude representa un delito de cuello blanco serio. En California, es ilegal cuando usted paga intencionalmente menos de lo que debe en impuestos. Esto significa que si usted está presentando una declaración de impuestos, no puede intencionalmente dejar de reportar sus ingresos, mentir en su declaración o no presentar dicha declaración por completo. 

Este delito puede incluso ser procesado a nivel federal.

Fraude de tarjeta de crédito

El fraude de tarjeta de crédito es un delito complejo que puede conllevar a serias consecuencias tanto como para un individuo como para las empresas. Este fraude puede cometerse en diferentes formas, algunas de las cuales incluyen:

  • Manejo de instalaciones en las cuales se producen o fabrican tarjetas de crédito ilegales o falsificadas;
  • La compra de ítems mediante tarjetas de crédito robadas;
  • Hackear un sitio web con la intención de robar información de tarjetas de crédito;
  • La venta de ítems comprados en Internet a través de tarjetas de crédito robadas;
  • El tráfico de tarjetas de crédito; y
  • La posesión de máquinas o materiales para falsificar tarjetas de crédito.

Lavado de dinero

El lavado de dinero es un delito de cuello blanco, relacionado con transacciones destinadas a promover o facilitar actividades ilícitas, o transacciones realizadas teniendo conocimiento de que provienen de una actividad ilícita.

El lavado de dinero implica mover el dinero de tal forma que si su fuente alguna vez es investigada, las autoridades no sean capaces de encontrar su fuente original.

En otras palabras, el lavado de dinero constituye el proceso de conversión de cantidades sustanciales de dinero producto de una actividad ilícita, para simular que provienen de una fuente legítima. Por ello se habla de dinero “sucio” el cual se lava para intentar dar la apariencia de que no proviene de actividades ilícitas. Un ejemplo de esto, es la inversión de grandes sumas de dinero en un negocio falso.

El lavado de dinero puede ser utilizado para esconder lo proveniente de apuestas ilegales, venta de drogas u otras transacciones ilícitas en efectivo.

Para probar un caso de lavado de dinero, el fiscal debe establecer los siguientes elementos:

  • Que usted llevó a cabo o intentó llevar a cabo una transacción a través de una institución financiera;
  • Que la transacción alcanzó el monto mínimo de dinero requerido por las leyes del Estado de California. Esto es, $5.000 durante un periodo de 7 días o $25.000 durante un periodo de 30 días.
  • Que usted hizo parte de la transacción financiera para promover una actividad ilícita.

Una institución financiera se refiere a cualquier banco nacional o institución bancaria ubicada o que opera en California. Una transacción bajo la Ley, puede incluir un depósito, retiro, transferencia o intercambio de fondos.

Soborno o Cohecho

Consiste en el acto de emplear dinero u otros ítems para influenciar las decisiones, acciones o el comportamiento de otro individuo. Es por ello que el soborno no necesariamente debe ser en dinero, debido a que puede darse incluso en forma de promesas o regalos. En este, tanto la persona que entrega como la persona que recibe el soborno son susceptibles de enfrentar cargos con ocasión de este delito.

Lo anterior significa que el delito de soborno puede involucrar:

  • Jurados
  • Empleados públicos
  • Testigos
  • Oficiales Judiciales
  • Oficiales Legislativos
  • Oficiales Ejecutivos

Para que usted sea condenado por el delito de soborno, el fiscal debe demostrar más allá de toda duda razonable, los siguientes elementos:

  • Valor: El fiscal debe probar que usted entregó o recibió algo de valor, lo cual puede ser dinero, regalos, o una promesa para alterar una decisión.
  • Intención de corrupción: El fiscal debe proveer evidencia o testigos que comprueben que usted tenía una intención de corrupción.
  • Un asunto oficial: Mientras usted entregue o reciba un soborno con la intención de alterar una decisión de un funcionario público, usted puede ser condenado por este delito.

Extorsión

Este delito puede implicar el uso de la fuerza o amenazas hacia otra persona para que ésta le entregue a usted dinero u otros bienes. Asimismo, si usted es un funcionario público, podría ser culpable de extorsión si ejerce su autoridad para hacer que otra persona le entregue dinero o bienes.

Un elemento clave en la constitución del delito de extorsión es la coerción, la cual puede significar violencia, destrucción de propiedad o inapropiada actividad gubernamental.

En consecuencia, para que usted sea condenarlo por extorsión, el fiscal deberá probar más allá de toda duda razonable, cualquiera de los siguientes:

  • Que hubo amenaza o fuerza o el uso actual de la fuerza para que otra persona le entregara a usted dinero o bienes de valor, o
  • Que hubo uso de la fuerza o amenaza de fuerza para obligar a cualquier funcionario público ya sea para realizar o no realizar un acto oficial, o
  • Que siendo funcionario público, usted exija que otra persona le entregue dinero o bienes de valor bajo la apariencia de autoridad.

Falsificación

La falsificación es un delito de cuello blanco muy común en el Estado de California. Este delito involucra el acto de falsificar documentos mediante la creación de otros falsos o la alteración de documentos auténticos con la intención de cometer fraude.

El delito de falsificación se presenta en muchas formas. Sin embargo, los tipos de falsificación más comunes incluyen ítems como cheques de bancos, cheques de viaje, pagarés, contratos, poderes de abogados, recibos y otros documentos.

Para que usted sea condenado por falsificación, el fiscal debe probar más allá de toda duda razonable, los siguientes elementos:

  • Que usted firmó el nombre de otra persona en un documento;
  • Que usted no tenía autoridad para firmar dicho nombre;
  • Que usted sabía que no tenía autoridad; y
  • Que cuando usted firmó el documento, tenía la intención de defraudar.

Usted podría enfrentar cargos por este delito al imitar y firmar por otra persona para cometer fraude. Los delitos de falsificación son principalmente cometidos por personas que buscan un beneficio financiero. Un ejemplo de ello es una persona que falsifica la firma de otra y la utiliza para aprobar el pago de un cheque.

Ahora bien, el delito de falsificación no se consuma hasta que el producto falsificado es transferido a otra persona. Lo que significa que si por ejemplo usted roba un cheque y la firma de un cheque a otra persona, la transacción no se considera completada hasta que usted entregue dicho cheque al cajero del banco. Por ende, hasta que el delito sea completamente ejecutado, no trasciende de un intento de falsificación.

Para que el fiscal pueda probar que usted es culpable de falsificación, deberá demostrar que usted tomó o alteró un ítem perteneciente a otra persona y que lo hizo con la intención específica de defraudar a la víctima.

Malversación

De acuerdo con las leyes en California es ilegal que usted tome fraudulentamente la propiedad de otro cuando ésta le ha sido confiada. La malversación es un tipo de fraude relativo a la traición de la confianza financiera realizado por una o más partes ya sea en una sola transacción o en una serie de transacciones. Este delito puede incluir acciones tales como tomar dinero invertido o el uso de propiedad de una compañía.

En este orden de ideas, para que usted sea condenado por el delito de malversación, el fiscal debe probar lo siguiente:

  • Que usted tenía una relación de confianza con la víctima;
  • Que a usted le fue confiada cierta propiedad como resultado de dicha relación de confianza;
  • Que usted tenía la intención específica de despojar a la víctima de la propiedad al tomarla fraudulentamente como suya.

En el Estado de California, la mayoría de los casos de malversación involucran cualquiera de los siguientes:

  • Empleados que son acusados de robar del negocio para el cual trabajan. Como es el caso de los cajeros.
  • Profesionales a los cuales se les confían responsabilidades financieras, quienes son acusados por la organización de robar o malversar los fondos. Por ejemplo, los profesionales del área de contabilidad, y aquellos que se encargan de la recaudación y administración de fondos.

¿Cuáles son las sanciones más comunes derivadas de los delitos de cuello blanco?

Las sanciones como consecuencia del delito de fraude contra las aseguradoras, dependen del tipo de fraude de aseguradora en específico y la conducta realizada por usted, estas van desde la libertad condicional, multas, servicio comunitario, restitución y confinamiento en prisión. Un fraude contra una aseguradora como delito menor puede resultar en una sentencia de hasta 1 año en una prisión del condado y una multa de hasta $10.000 o ambas. Por su parte, como delito mayor, en general puede resultar en tiempo en prisión de 2, 3 o 5 años.

Si el fraude es de tipo fiscal para evadir impuestos, usted podría recibir una sanción de hasta 1 año en prisión y multas de hasta $20.000.

En la determinación de las sanciones a imponer por el delito de lavado de dinero se tienen en cuenta factores como la cantidad de dinero lavado, el periodo y duración del tiempo utilizado en la comisión del delito y los antecedentes o historial criminal de la persona. Como delito menor, la sanción puede ser de hasta 1 año en prisión y multas de hasta $1.000. Como delito mayor, se puede imponer una condena en prisión de hasta 3 años y multa de máximo $250.000 o el doble del monto del lavado de dinero, el valor que resulte superior. Sin embargo, el tiempo máximo de prisión puede aumentar en 1 año si el valor total del dinero lavado asciende a $50.000. Unos 4 años pueden agregarse a prisión, si el valor del dinero lavado excede de $2.500.000.

Sin importar las circunstancias sobre las cuales se presentan los cargos por el delito de soborno, esto puede acarrear serias consecuencias. Las leyes de California son bastante extensas frente a este tema, definiendo las regulaciones y los castigos necesarios por dar, ofrecer y recibir sobornos teniendo en cuenta quien los recibe. En este sentido, la legislación señala que el dar sobornos a funcionarios ejecutivos en California con el objeto de influenciar acciones, decisiones, votos, opiniones u otro procedimiento relacionado con un funcionario, constituye un delito mayor sancionable con 2, 3, o 4 años en una prisión estatal. En adición, el perpetrador es descalificado para tener cualquier oficina en California.

De manera similar, se aplican sanciones de este tipo cuando se trata de dar sobornos a funcionarios judiciales, jurados, árbitros y cualquier persona autorizada por la ley para determinar preguntas y controversias con el objeto de influenciar su decisión en votos, o decisiones que les competen.

Aunque la mayoría de los delitos de soborno son considerados delitos mayores, algunos de ellos son definidos como delitos menores. Las sanciones dependerán usualmente de la cantidad de soborno dada o recibida y la seriedad del pretendido comportamiento. Otros factores como el historial criminal pueden jugar un papel importante en la determinación de los cargos y sanciones.

El delito de extorsión es considerado un delito mayor en California y sus sanciones incluyen multas de hasta $10.000, así como el cumplimiento de condena en prisión de 2, 3 o 4 años en prisión.

Por su parte, dado que la falsificación puede ser considerada como un delito menor o mayor, en el primer caso si usted es declarado culpable podría enfrentar un año en una prisión del condado y dependiendo de las circunstancias el castigo podría incluso incluir una multa de hasta $1.000. Sin embargo, como delito mayor, podría enfrentar hasta 3 años en una prisión estatal y bajo algunos casos usted podría ser requerido al pago de una multa de $10.000.

Factores como la edad de la víctima de la falsificación y la pérdida resultante de la falsificación, son determinantes para decidir si se trata de un delito menor o mayor.

¿Cuáles son las estrategias de defensa más comúnmente utilizadas en casos de delitos de cuello blanco?

En términos generales, algunas de las defensas más comunes que se pueden emplear en casos de delitos de cuello blanco incluyen: evidencia insuficiente, la falta de intención de defraudar, error de hecho o error de identidad. Según el error de hecho, usted no sabía que la información que  proporcionó era falsa o fraudulenta; y el error de identidad se presenta cuando no hubo testigos presenciales o se desconoce el verdadero culpable.

Para casos de fraude contra las aseguradoras, la estrategia de defensa más empleada es la falta de intención de defraudar. De acuerdo con esto, usted cometió un error o creyó genuinamente que la reclamación era legítima. Si se trata de fraude de tarjeta de crédito o fraude fiscal, el error de identidad, es una de las defensas usualmente más empleadas.

En cuanto al delito de lavado de dinero, las estrategias de defensa más comunes incluyen: la falta de intención de promover una actividad ilícita o el desconocimiento de que el dinero provenía de una actividad ilícita, evidencia insuficiente, la complejidad y la falsa acusación policial.

Algunas de las estrategias de defensa más utilizadas en delitos de soborno comprenden: falta de intención en la comisión del delito, intoxicación, coerción y falsa acusación.

En relación con los casos de extorsión, si usted puede demostrar que el dinero o los bienes le hubieran sido entregados a usted aún sin el empleo de fuerza o temor, entonces no habría lugar a una condena con ocasión de este delito.

Por otro lado, si usted enfrenta cargos por falsificación, una estrategia de defensa sería argumentar que la víctima le permitió a usted firmar un documento a su nombre o imitar su letra. También es posible afirmar que usted no tenía la intención de defraudar a la víctima.

¿Son todos los casos de delitos de cuello blanco procesados a nivel federal?

Muchos de los casos de delitos de cuello blanco son procesados a nivel federal debido a que los delitos afectan el comercio interestatal. Sin embargo, no todos los casos de delitos de cuello blanco trascienden las fronteras estatales, y por ende los Estados podrían tener que procesar pequeñas formas de estos delitos.

En otras palabras, no todos los casos de delitos de cuello blanco son procesados a nivel federal. Sin embargo, si por ejemplo el delito de lavado de dinero ocurre a través de una corporación interestatal, la persona o el grupo que es sorprendido cometiendo dicha conducta, probablemente deba enfrentar cargos federales.

Por otro lado, si una persona es sorprendida lavando dinero a través de un negocio local que trabaja y opera en un solo Estado, dicho Estado puede intentar condenar al sospechoso haciendo uso de sus propias leyes.

Contacte hoy un abogado defensor con amplia experiencia en delitos de cuello blanco en San Diego

Si usted o alguno de sus seres queridos actualmente presenta cargos por delitos de cuello blanco, ya sea a nivel estatal o federal, es de vital importancia que contrate cuanto antes los servicios de un abogado defensor del Bufete de Defensa Criminal de San Diego, para evitar que su preciada reputación o su libertad se vean afectadas y procurar que sus derechos sean protegidos.

La aplicación de una buena estrategia de defensa le permitirá evitar una condena en prisión o el pago de onerosas multas que conlleven a graves consecuencias tales como la destrucción de su carrera profesional, o la siembra de dudas con respecto a su integridad. Contáctenos hoy al 619-722-5858 y obtenga una consulta totalmente gratuita con nosotros, nuestro equipo de abogados expertos en delitos de cuello blanco le brindará la asesoría y acompañamiento que necesita.

Evaluación gratuita de casos

Contactanos 619-722-5858 24/7 si desea contratar excelentes abogados

Los Angeles Criminal Attorney Review

Facebook Reviews for Criminal Defense

Los Angeles Criminal Attorney Reviews